Revalorizar el papel del periodista

10 mayo 2015 Autor: Comunicación, Nosotros

La era digital ofrece a las empresas herramientas para comunicar que gestionadas por profesionales ofrecen mejores resultados

El periodismo es una de las profesiones peor valoradas por nuestra sociedad. Sólo le superan los jueces, y está en las antípodas de los médicos, los mejor valorados por los españoles según una encuesta del CIS. Sin lugar a dudas, la responsabilidad de la pobre imagen que tiene la sociedad de nuestra profesión es sólo atribuible a nosotros mismos, a los periodistas. Muchas cosas hemos hecho mal, y durante mucho tiempo, tanto colectiva como individualmente. Y no sirve la típica excusa de los políticos de no haberse sabido comunicar bien. Porque si algo debe saber hacer un periodista, es explicarse.

Lo cierto es que la de periodista es una vocación. Poca estabilidad, bajos sueldos y jornadas laborables imprevisibles no lo haImagen 1ce apetecible para aquellos que realmente no sientan esa llamada. Pero nos hemos mirado demasiado al ombligo (o a los intereses de quien nos paga), olvidando la misión de servicio que debe caracterizar a todo periodista. El poder económico y político ha logrado corromper en demasiadas ocasiones la labor de tercer poder de nuestro sector, cuando no lo ha hecho la propia incompetencia o el ego del informador. Y la distancia entre el periodista y el ciudadano ha ido incrementándose paulatinamente.

La crisis del sector también ha agudizado el problema. A la propia crisis económica que ha vivido España, el periodismo le ha sumado la de su viabilidad. Las redacciones se han ido vaciando mientras los editores han sido incapaces de buscar alternativas a un negocio en bancarrota en los medios tradicionales. El resultado ha sido el de miles de periodistas en el paro.

Mucho se ha hablado sobre el futuro del periodismo y del periodista. Hace pocos días, Belén Cebrián, directora de la Escuela de Periodismo de El País, publicaba un artículo en el que apostaba por la transformación de la profesión de la mano de las nuevas tecnologías. Cebrián apuesta porque “expertos en innovación trabajen codo a codo con periodistas”, siguiendo el ejemplo de diarios de referencia como el Washington Post, en el que 47 ingenieros ya trabajan en la redacción. “El futuro del periodismo depende de lo que las empresas sean capaces de hacer en esta nueva realidad que echa por tierra las viejas fórmulas de difusión, distribución y financiación”, dice Cebrián.

Coincido con el diagnóstico de la que fue mi directora en la Escuela de El País. Pero creo que se equivoca al limitar las “empresas” a las editoras de diarios. El periodista es y ha de ser útil a muchos otros tipos de empresa para poner su conocimiento a disposición del empresario que busca un uso riguroso de las herramientas de la comunicación que se han puesto a su alcance.

La nuestra es una profesión de conocimiento y vocación, que se rige más por la experiencia, instinto y capacidad que por el aprendizaje teórico. Y es ahí donde el periodista tiene una oportunidad para ofrecer sus servicios a la sociedad, sabiendo reinventarse y ampliando sus objetivos. Ya no sólo se trata de informar al lector, oyente o espectador, sino que podemos ayudar a una empresa, institución, fundación u organismo a informar a su cliente potencial.

Estamos en un momento de cambios: económicos, sociales, empresariales y tecnológicos. Esa evolución ha puesto en nuestras manos infinidad de herramientas para comunicar. Ni nosotros ni nuestros negocios dependemos ya de terceros para poder explicar al mundo lo que hacemos. Y esa es una oportunidad que en demasiados casos no se está aprovechando. Por desconocimiento, pereza, desinterés o incapacidad. Y es ahí donde el periodista puede volver a serle útil a la sociedad. Aportando su bagaje para, con estas herramientas, ayudar a las personas y empresas a comunicar. Porque en demasiadas ocasiones, un trabajo impecable o una idea brillante no se ha convertido en un negocio rentable porque no se ha sabido ni explicar ni hacer llegar a su target.

Internet, las redes sociales, los buscadores, las webs y los blogs son herramientas que hemos aplicado al ocio, pero que con una estrategia adecuada pueden ser nuestro mejor aliado para llevar al éxito nuestro negocio. Para ello, necesitamos implantar una estrategia mediante la cual exprimamos sus posibilidades para convertir su uso en  resultados tangibles.

Este razonamiento, y el apoyo financiero de los socios que han creído en él, ha desembocado en Monkeys Communications. Una empresa creada para poner en valor el conocimiento, la experiencia y las herramientas aplicadas a la comunicación. Un proyecto que apuesta decididamente por el talento, con un equipo multidisciplinar en el que tienen cabida periodistas, ingenieros, publicistas, diseñadores gráficos, informáticos, fotógrafos…. Porque queremos explicarle al mundo las virtudes de tu negocio, mediante una estrategia basada en la comunicación integral.

¿Te unes a la manada?

Sin comentarios aun. Deja el primer comentario!

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Este es un campo requerido

Puedes utilizar estás etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>